Los Metiches

No voy a mentir, yo soy un metiche de primera, me encanta conocer todos los chismes habidos y por haber, creo que es algo vocacional, pero yo trato en la medida de lo posible de no preguntar tanto, o mejor dicho no pregunto y en especial no jodo(lo intento al menos)…pero existe toda una gama de personas dedicadas al antiguo arte de averiguarle la vida a los demás. Recuerdo con emociones mezcladas la mamá de un compañero de colegio, estábamos en 5to año y la señora subía a buscar a su hijo al salón casi a diario y lo llamaba por el diminutivo, pero eso no es nada, la CIA debería reclutarla, con sólo llegar al salón se aprendía la vida de todo el mundo y tenía memoria fotográfica, entraba por la puerta y salía en menos de 10 segundos y ya podía recordar uno por uno todo lo que la gente llevaba encima, cortes de cabello y demases, si estaba en la salida pues ya sabía año, modelo, ocupantes y todo lo que se puede saber de las personas en sus carros. Por otro lado están las conserjes, que forman su propia red de inteligencia urbanizacional, todas saben a qué hora llegas, a qué horas sales y con quién, una ladilla, luego están las vecinas, mi abuela siendo una de ellas, se sientan en la ventana y afinan el oído lo suficiente como para escuchar las peleas de los otros vecinos, sus conversaciones y pare usted de contar todo lo que saben, Dios libre que haya algún tipo de sitio de reunión en la urbanización como una panadería, un parque o una plaza, ahí sí es verdad que no hay quién las pare, rivalizando incluso con la red de las conserjes, claro que sin duda alguna el peor de los metiches es el que encima de todo, da consejos, lo más ladilla de todo es que ni pregunta, te llega y te dice: muy mal lo que le hiciste al pequeño Timmy, sin molestarse en ver si el pequeño Timmy te pateo en las bolas o algo por el estilo…por supuesto habría luego que patear en la gónadas a la pequeña víctima sólo por haberte satanizado ante el grupo de metiches…que en estos momentos deben estar leyendo esto y susurrando al respecto en sus parques y placitas…
Anuncios

Acerca de Luis H. Acuña

Incomunicador Social. Videojugador. Escritor improductivo. Serie adicto. Lector indiscriminado. No sé Kung-fu ni cómo derrotar a Zurg.
Esta entrada fue publicada en Divagues. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s