5 minutos más por favor…

La persona que dijo: al que madruga Dios lo ayuda, sin duda alguna estaba tratando de consolarse por tener que levantarse con la gallinas, para mí madrugar es una de las peores cosas que me pueden pasar diariamente, todo empieza con el sonido infernal del despertador, uso mi celular como alarma y va en creciente hasta que se hace insoportable el ruido, con todo y que es una rutina igual siempre me sobresalto y maldigo por tener que madrugar, luego insisto en que es inhumano tener que pararse temprano. Luego en automático desayuno, veo un poco de televisión matutina y entro al baño, una vez más maldigo por tener que madrugar y bañarme a esa hora en que el agua caliente se enfría antes de llegar al suelo, por otro lado entonces está el encontrarme con los otros miembros de la familia, en especial mi abuela, a esa hora todo me pone de mal humor porque me levanto aturdido, entonces cuando mi abuela se acerca y trata de entablar una conversación conmigo a esa hora, por lo general termina conmigo de peor humor que al principio. Por último es el infame viaje en autobús a esa hora de la mañana en que todo parece irreal, en cualquier caso, madrugar debería estar prohibido….
Anuncios

Acerca de Luis H. Acuña

Incomunicador Social. Videojugador. Escritor improductivo. Serie adicto. Lector indiscriminado. No sé Kung-fu ni cómo derrotar a Zurg.
Esta entrada fue publicada en Divagues. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s