¡Devuélvanme mi McTocineta!

Todo comenzó hace poco más de un mes o quizás dos ya no recuerdo, sólo sé que al entrar en McDonald’s había una nueva hamburguesa y el McTocineta estaba “Agotado”, al principio como casi siempre voy a los mismos McDonald’s siempre pensé que se trataba algo del local en la Castellana. Luego fui a otro McDonald’s y oh sorpresa también estaba agotado.

Mi mente y mi corazón en un esfuerzo ingenuo por aceptar la cruda realidad lo atribuyó a algo como que no había más McTocineta porque no tenían como hacer la salsa o se pelearon con los proveedores de tocineta…iluso yo. La nueva hamburguesa de McDonald’s, el Big Tasty, era mi sustituta cuando comía en el restaurante bandera del capitalismo y la americanización, poco sabía yo lo cierto de esa situación, como seríamos traicionados y vendidos por una carne frita con sabor a parrilla.

Luego empecé a notar un cambio, ya había ido a varios establecimientos y nunca había McTocineta pero no sólo eso, ya no estaba “Agotado” ahora estaba “No Disponible” algo raro estaba pasando y mi instinto me decía que no auguraba bien. Hasta que un día haciendo la cola en el McDonald’s de la California tuve una epifanía, todo estuvo claro para mí…el Big Tasty venía a reemplazar al McTocineta, sobrecogido por el pánico no pude sino preguntarle a la cajera acerca del destino de mi hamburguesa favorita:
– Oye disculpa,¿ qué pasó con la McTocineta?
-Ya no la vamos a vender más.
*Sonido de corazón quebrándose*
-¿Cómo? ¿Es que acaso no se vendía?- pregunté tratando de disimular mi aflicción.
-Sí, muchísimo, era una de nuestras hamburguesas más vendidas pero vino el Big Tasty y teníamos que sacar una hamburguesa, la McTocienta fue la elegida.
-Ah ok, gracias…me da un Big Tasty mediano por favor.

Casi no pude disfrutar la comida pensando en que nunca más volvería a probar la salsita del McTocineta, días después decidí tomar la decisión de no comer Big Tasty hasta tanto no quitaran la foto de la McTocineta en los McDonald’s con su papel que dice “No Disponible” y así lo he hecho.

Finalmente y como por no dejar abrí una petición en internet para que nos devuelvan la querida hamburguesa, si quieren la pueden firmar acá: http://www.petitiononline.com/mctocine/petition.html

Adiós McTocineta extrañaremos tu grasero loco con el que alegrabas mi vida y obstruías mis arterias.

PD: A los hippies que odian a McDonald’s yo sé que comer ahí es dañino para la salud pero como decían los amigos de Queen: Who wants to live foreeeever (8)

Anuncios

Acerca de Luis H. Acuña

Incomunicador Social. Videojugador. Escritor improductivo. Serie adicto. Lector indiscriminado. No sé Kung-fu ni cómo derrotar a Zurg.
Esta entrada fue publicada en ¡Carajo!, He dicho. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s